General, Ressenyes

Reseña: ‘Violencia de género: herramientas para un modelo de intervención’

Autoras: Laia Rosich Solé y Elisa Micciola

Editorial: Síntesis

Páginas: 292

Primera edición: noviembre de 2021

ISBN: 9788413571515

Este libro se presenta como una necesaria guía de los estudios nacionales e internacionales sobre violencia de género con mayor relevancia profesional y científica de los últimos años, que además aporta herramientas útiles que ayudan a su estudio e intervención.

  • En la primera parte (ver índice completo), las autoras definen y contextualizan este tipo de violencia en los ámbitos teórico, social y criminológico, y repasan las últimas cifras en cuanto a su prevalencia.
  • A continuación, ahondan en la prevención y la detección, y entran al detalle en cuanto a la elaboración de informes técnicos profesionales.
  • Y en el amplio tercer bloque, abordan la evaluación y los modelos de atención. Evaluación en el primer contacto, evaluación clínica del tratamiento y evaluación forense, todas con sus particularidades técnicas, metodológicas y legales, no solo para la detección de la violencia o su diagnóstico, sino también para la evaluación del riesgo y la valoración de secuelas psicológicas de estas mujeres. Y en cuanto a intervención, se incluye la perspectiva social, política y jurídica, además de la de la atención directa a mujeres que son víctimas.

Uno de los puntos fuertes del volumen, además de su mirada integradora, es que intercala teoría y práctica, ya que incluye casos que tanto Micciola (psicóloga forense y criminóloga) como Rosich (psicóloga experta en la atención a las violencias machistas) han ido recogiendo en su práctica profesional, lo que ayuda a comprender y “aterrizar” los conceptos que aquí se definen. Además, cada bloque cuenta con un apartado final de autoevaluación con preguntas que sirven al lector o lectora para asentar la información.

Pero si por algo destaca Violencia de género: herramientas para un modelo de intervención es por poner sobre la mesa que la contradicción entre evidencia científica y perspectiva de género no tiene lugar, dado que la ciencia basada en la evidencia no es neutra y por ello necesita de perspectiva. El prólogo de la doctora en psicología Neus Roca es elocuente a este respecto: “Por mucho que algunos y algunas se empeñen en desacreditarla e incluso negarla, la perspectiva de género (…) no es una opción ciega a las evidencias empíricas (…), sino una opción eminentemente técnica, necesaria e imprescindible. La perspectiva de género es tan ideológica como lo es aquel enfoque que se hace llamar neutro, aparentemente no sesgado, puro, y que simplemente se legitima o por su posición socialmente dominante o por el ‘siempre ha sido así’. Esta última perspectiva, conservadora, evita en sus propuestas de análisis e interpretación de la realidad las relaciones de poder social que estructuran y condicionan las relaciones interpersonales, también las de intimidad. Así pues, la perspectiva de género es imprescindible si se quiere ampliar el ámbito de análisis, si se pretende rigor, si se busca dirigir los esfuerzos hacia el cumplimiento de los derechos humanos para toda la ciudadanía, para todas y para todos”.

En definitiva, un completo recorrido por el dinámico proceso de definición de las violencias machistas y su intervención, que se convertirá en ayuda y guía práctica para que los y las profesionales, también del ámbito académico, puedan mejorar o documentar con mayor exactitud su intervención y su abordaje.

(Pinchar sobre la imagen para leer el capítulo 2 del libro).

Comenta l'article